PLENO DE VANGUARDIA CREATIVA: LA FUERZA DE JEEP

Con la constancia propia de un vivo representante de la aventura,
la marca posicionó con exito mundial su concepto automotriz todoterreno, un vehículo poderoso y resistente que ha mantenido su atractivo a través de las décadas gracias a la constante renovación de sus mejores cualidades.

LA HISTORIA: AUTO “MOSQUITO”

Una historia nacida hace más de seis décadas con la creación del primer todoterreno del mundo, el legendario Willys.

Todo comenzó en 1938 cuando el Ejército de Estados Unidos anuncia a todos los fabricantes de automóviles su intención de reemplazar la tradicional motocicleta de reconocimiento con side-car por un vehículo liviano.

Tras rechazar varios prototipos de otros fabricantes, el Ejército recibió a Ward M. Canaday, presidente de Willys-Overland, quien les dio a conocer su idea de un auto “mosquito”. El interés demostrado por los militares propició los primeros bosquejos del modelo (labor encargada a Delmar Roos), vicepresidente de ingeniería de Willys-Overland-, concepto que muy pronto sería conocido en todo el mundo como Jeep, un vehículo liviano y maniobrable, poderoso y multipropósito, capaz de ser utilizado como vehículo utilitario y como portador de armas.

Se realizó una licitación. Si bien Willys-Overland fue el que cotizó más barato, la compañía American Bantam Car fue la que se comprometió a entregar el modelo piloto en menor tiempo, lo que finalmente les adjudicó la licitación. Luego la institución le sugirió a Willys-Overland que construyera su propio modelo piloto, cuya urgencia se hacía evidente ya iniciada la Segunda Guerra Mundial.

El 11 de noviembre de 1940, Willys-Overland presenta dos vehículos conocidos como “Quad”, los que ofrecían la opción de tracción en dos y cuatro ruedas, mientras que uno contaba con dirección en las 4 ruedas.
En junio de 1941, el Ejército decide estandarizar un diseño básico y toma al de la Willys como modelo.

EL JUEGO DEL NOMBRE

Respecto del nombre Jeep, no existe acuerdo si es la transformación del acronismo G.P. (que se pronuncia (Yi. Pi) y que significa General Purpose (Propósito General). Otros dicen que la palabra proviene del personaje Eugene the Jeep, de la tira cómica Popeye el Marino, un pequeño animal que tenía el poder de viajar en diferentes dimensiones y resolver todo tipo de problemas.

En todo caso, el responsable de la difusión del nombre fue Irving Hausmann, un piloto de pruebas de la Willys-Overland, quien se refirió al modelo de la compañía como Jeep, nombre que los soldados del campo de pruebas del Ejército le estaban dando a este modelo y que fue recogido por una periodista del Washington Daily News.

El nombre de Jeep se distinguió tanto, que el 13 de junio de 1950, Willys-Overland registró la palabra como marca comercial tanto en Estados Unidos como a nivel mundial.