Vehiculos

 
RETRO EN SUS DETALLES Y FUTURISTA
EN SUS ACABADOS
 
Como demuestran los detalles cromados en los tiradores de las puertas, volante y panel de instrumentación, el interior del Crossfire exhibe una imagen nítida y precisa. Los asientos son de competición con acabado de cuero natural, calefactados y con el emblema alado de Chrysler en los reposacabezas que imprimen ese toque de distinción buscado por nuestros diseñadores de interior.

Todos los botones: el del aire acondicionado con control automático de temperatura, el control automático de velocidad y el sistema de apertura universal de puertas de garaje están perfectamente situados para que con rápidos y precisos movimientos el conductor apenas aparte los ojos de la carretera.
 

Además, y para que todo sea perfecto, no podíamos olvidarnos de la música: por ello el Crossfire cuenta con un espectacular equipo de sonido de 240 W, con lector CD y seis altavoces Infinity, subwoofer dos de ellos, que alegrarán los oídos de los más melómanos conductores.